COMO EN LOS TIEMPOS DE NOAJ

PARASHÁ NOAJ (BERESHIT – GÉNESIS 6:9 – 11:32)

31/10/2019 | Por: Moré Iojanán ben Kefa

“La venida del Hijo del hombre será como en tiempos de Noé. Porque en los días antes del diluvio comían, bebían y se casaban y daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no supieron nada de lo que sucedería hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos. Así será en la venida del Hijo del hombre.” Mt 24:37-39

 

Estas palabras las dijo nuestro Rebe cuando sus estudiantes le preguntaron sobre las señales que precederían a su segunda venida, y entonces, entre otras señales, nos habló sobre esta en particular.

 

En la parashá, o porción de estudio de esta semana, encontramos a Noaj, el personaje del cual nos habla el Rebe. Y para entender un poco el contexto de cómo se vivía en esta época, nos remitiremos brevemente al capítulo 6 de Génesis desde el versículo 1 al 12. Allí encontramos varios comportamientos que dañaron la relación del hombre contra su prójimo y, de paso, su relación con el Eterno.

 

"Los bené Elohim (hijos de Di-s) vieron que las hijas de los seres humanos eran hermosas. Entonces tomaron como mujeres a todas las que desearon." (Gn. 6:2)

   

Esto no se refiere a ángeles o seres espirituales que tomaron humanas para casarse como algunos lo interpretan, pues este es un pensamiento algo extraño, más bien se refiere a hombres que eran hijos de personas muy importantes, de dirigentes, de jueces que, aprovechándose de sus influencias y poder, abusaron de las mujeres de su pueblo, no importando si estaban casadas o solteras, las tomaban porque querían y esto para satisfacer sus deseos, dañando de esta forma todo concepto de la moral y la ética.

 

"Al ver el Eterno que la maldad del ser humano en la tierra era muy grande, y que todos sus pensamientos tendían siempre hacia el mal." (Gn 6:5)

 

El Eterno Bendito Es, creó el universo y también creó al hombre a su imagen y semejanza, lo creó con valores éticos y espirituales, lo creó con la tendencia para lo bueno y para servirle a Él y a su prójimo, pero la Torá nos dice que para esta época el impulso del corazón del hombre siempre era únicamente el mal. Podemos deducir con este texto que el hombre dañó y desvirtuó el propósito con el cual fue creado y solo existía para satisfacer sus impulsos y sus propios deseos, pasando por encima de todo y de todos.

 

"Pero Di-os vio que la tierra estaba corrompida y llena de violencia. Al ver Di-s tanta corrupción en la tierra, y tanta perversión en la gente(…)" (Gn 6:11-12)

La tierra se corrompió y esta corrupción generó violencia, a tal grado que esta fue la causa principal de la destrucción de la tierra por medio del diluvio.

 

Si comparamos lo sucedido en la época de Noaj y lo trasladamos a nuestra era, vemos fácilmente que las cosas no han cambiado y, al contrario, se profundiza más la crisis de valores y falta de fe.

 

Vivimos una época de oscurantismo en cuanto al conocimiento y práctica de la Torá, el ser humano quiere vivir según sus propias ideas y conveniencias, hoy le damos más importancia a lo que pensamos de nosotros mismos, que a lo que el Eterno nos ha ordenado, como dijo el profeta; “a lo malo llamamos bueno y a lo bueno llamamos malo”. Nos hemos alejado de nuestro Di-s y hemos pervertido nuestra vida, no respetamos la creación del Eterno, no respetamos la naturaleza y cada día vivimos en un frenesí por alcanzar nuestros objetivos materiales, no importa sobre quien tengamos que pasar.

 

El Eterno no se equivocó al crear al hombre -el cielo no lo permita-, Él es un Di-s bueno y misericordioso que aún hoy nos da la oportunidad de arrepentirnos y volvernos hacia Él.

 

Al igual que Noaj, existe un remanente (y así ha sido siempre), por medio del cual el Eterno cumple su propósito de redención y salvación para este mundo. En la época de Noaj extendió un tiempo de 120 años para que la humanidad se volviera a sus caminos, pero solo Noaj y su familia tuvieron la fe suficiente para subir al arca.

 

Por último, el arca no fue construida como un barco convencional, en donde el capitán tiene el control del mismo, sino que se construyó de la manera que el Eterno quiso que se hiciera, donde Él mismo tendría el control y donde Él podía llevar a Noaj a cumplir su propósito. De esta manera debemos descansar en Él, debemos dejar llevar nuestra vida por lo que nuestro Padre estableció, debemos saber que solo el Eterno conoce que es lo mejor para nuestra vida, debemos dejarnos guiar en medio de la tormenta para llegar a buen puerto. Si estamos en esta situación, si estamos pasando por un diluvio, tengamos la confianza completa y verdadera de que Di-s nos traerá a la orilla, sanos y salvos como lo hizo con Noaj.

 

¡Shabat Shalom!

Parashá Noaj| AUDIOLIBRO

¿No puedes leer la parashá semanal completa? Escúchala cada semana en nuestro formato de audiolibro

Más artículos

Las enseñanzas que me dejó el Arca de Noaj

Esta semana vi una imagen que se titulaba “Las enseñanzas del Arca de Noé”, y me pareció muy interesante, así que quise traerlas acá y tratar de profundizar un poco en cada una.

Resumen parashá Noaj

El Eterno vio la maldad del hombre en la tierra y se lamentó, pero un hombre llamado Noaj halló gracia a los ojos de Hashem.

¿Quieres recibir la imagen del mensaje diario?

Escríbenos a nuestro WhatsApp

(+57) 319 7398310

Suscríbete a nuestro canal en Youtube

Síguenos en Instagram, nos encuentras como @javerimjaverot

Encuéntranos en Facebook como Javerim Javerot

¿Tienes dudas?

Puedes escribirnos a nuestro WhatsApp

+57 313 3582093 o a nuestro correo javerimjaverot@gmail.com

ACERCA DE NOSOTROS

Judaísmo Netzarita. Desde Bogotá D.C., Colombia, con amor por y para el pueblo de Israel. Somos creyentes en el Eloha de Israel y en Ieshua ben Iosef como Mashiaj. En busca de las ovejas perdidas de la casa de Israel.

¿Tienes dudas? Puedes escribirnos a nuestro WhatsApp

+57 319 7398310 o a nuestro correo javerimjaverot@gmail.com

Suscribete a nuestro canal, síguenos en Instagram y compártelo con tus familiares y amigos

  • Facebook - círculo blanco
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube